Asistencia con facturas elevadas

Consejos para los retos de la temporada

Consejos para mantener fresca su casa por menos

En el verano sube la temperatura y también pueden subir sus facturas si aumenta el consumo de electricidad en su casa. A continuación le ofrecemos consejos de cómo mantener su casa mas fresca de una manera eficiente y así controlar su factura para que no suba tanto.

Aproveche el aire fresco de afuera

Si es conveniente y seguro, abra las ventanas durante las noches y las mañanas que estén frescas (asegúrese que las ventanas abiertas sean seguras para los niños). Cuando la temperatura de afuera llegue alrededor de los 75 a 80 grados, cierre las ventanas, las puertas, y las persianas o cortinas para mantener el aire fresco adentro de su casa. Y use un ventilador dentro de la casa. Usar un ventilador en la noche, en vez de una unidad de aire acondicionado, puede ayudar a ahorrar un promedio de $32 mensuales en una casa mediana. Use los aparatos electrodomésticos como hornos, estufas y secadoras de ropa durante la noche o muy temprano por la mañana.

Use ventiladores

Los ventiladores llevan el aire fresco de la mañana o de la tarde y lo hacen circular adentro de la casa. Apague los ventiladores cuando nadie esté en la habitación o cuando no quiera que el aire frío circule adentro.

Use los aires acondicionados de ventana de una manera eficiente

Asegúrese que el aparato se ajuste al tamaño de la casa o habitación — si es muy grande, gastará más energía de la necesaria y pagará demás. Cambie su aire acondicionado, por uno de ENERGY STAR si cree que el que tiene no esta trabajando bien o ya esta viejo. Mantenga el aparato funcionando hasta que el aire de afuera este lo suficientemente fresco para abrir las ventanas o use un ventilador portátil. Los aires acondicionados de ventana trabajan mejor cuando se les deja funcionar por largos períodos de tiempo en vez de estarlos prendiendo y apango. Cuando las temperaturas son muy altas los aires acondicionados trabajan más y por más tiempo para mantener la misma temperatura dentro de la casa, lo cual puede subir el consumo de electricidad y afectar su factura.

¿Tiene aire acondicionado? Ayude a que sea lo más eficiente posible.

Limpie o cambie el filtro de su generador cada tres meses y dele mantenimiento regularmente para mantener su sistema trabajando eficientemente. Cuando enfríe la casa completamente, asegúrese de mantener cerradas las puertas y ventanas.

Cuando sea tiempo de cambiar su sistema, considere obtener una bomba de calor de alta eficiencia, y usarla durante todo el año, esto le ayudará a ahorrar energía.

Mantenga la luz del sol fuera de su casa

Cierre las cortinas de las ventanas a las que les de el sol o use persianas durante el día y también cuando prenda el airea acondicionado. Los toldos, cortinas o persianas de color blanco reflejan la luz de el sol y ayudan a mantener el calor fuera de la casa.

Proteja y climatice su casa

Asegúrese de que todos los conductos de su casa estén sellados o aislados, y use cinta de aislar o sellador alrededor de puertas, ventanas, tuberías y grietas. El aislamiento evitará que entren corrientes de aire, y ayudará a que los sistemas de calefacción y refrigeración trabajen eficientemente; ayudándole así a ahorrar y a no gastar energía innecesaria.

El aire entra y sale a través de cada pequeño hueco y grieta que hay en su casa. Aislando y sellando la estructura de su casa reduce al mínimo los escapes de aire y mantiene el aire caliente (o frío) en el interior.

Revise la precisión del termostato y ajústelo

Asegúrese de que el termostato esté trabajando bien. Camine por su casa y mida la temperatura ambiental con un termómetro de cocina para verificar que es la misma que se lee en el termostato. El obtener un termostato programable o inteligente puede ahorrarle dinero en cada temporada. Ajuste los termostatos de aire central a 75 grados, en lugar de 70 grados. Esta diferencia de cinco grados puede ayudarle a ahorrar alrededor de $13 mensualmente. No ponga nada que genere calor cerca del termostato, como por ejemplo lámparas o televisores.

Sugerencias adicionales

Baje la temperatura del calentador de agua a 120 grados y apáguelo en el panel de encendido/apagado en lugar de en el termostato. Evite cocinar usando la estufa u horno convencional; mejor use un microondas o un asador al aire libre. Disminuya el uso de la luces (focos) incandescentes y considere cambiarlos por focos fluorescentes compactos o LEDs.

Cuidado con otros factores durante el verano

En el verano, los huéspedes y/o visitas a su casa, pueden aumentar el consumo de electricidad que se necesita, para calentar el agua, para cocinar y para el uso de el aire acondicionado. También el tener nuevos aparatos electrodomésticos, equipos de aire acondicionado, televisores de pantalla grande, piscinas, jacuzzis, y fuentes pueden aumentar el consumo de energía, aumentando de esta manera los costos de su factura, comparados con los del año pasado.

¿Quieres más consejos? Los tenemos, Ver: Consejos de bajo costo y sin costo.

Más información